mis pañales de tela

¿Cómo se lavan los pañales de tela?

Este post es uno de los más esperados en “mis pañales de tela”, ya que hoy respondemos a una de las preguntas que más dudas generan a la hora de usar pañales de tela: ¿Cómo se lavan los pañales de tela? Aquí pasa como con los pañales, lo que a una persona le va bien, a otra no. ¿Por qué? Porque no todos tenemos la misma lavadora, ni el mismo tipo de agua según la zona en donde vivamos, ni usamos el mismo detergente. Pero hay varias cosas que tenemos que tener en cuenta y que serán “comunes” para todo el mundo:



lavar pañales de tela1
-Los pañales de tela necesitan mucha agua: esto que parece tan obvio puede crearnos algún que otro quebradero de cabeza, ya que las “fantásticas” lavadoras actuales que consumen menos agua pueden hacer que nuestros pañales no estén bien aclarados, lo que nos puede dar problemas de olores o mala absorción. Así que aquí lo importante es utilizar programas largos, que tengan un buen prelavado y sobre todo un buen aclarado.

2-Además de agua, para lavar los pañales de tela necesitas jabón. Pero no todos nos valen, los recomendables son aquellos que no contengan perfume, blanqueadores o enzimas, ya que nos podría pasar lo que comentábamos anteriormente. ¡Ojo! Muchos detergentes indican en su etiqueta que son “eco”, pero esto no significa que sean “aptos” para lavar los pañales de tela. Además, lo habitual es utilizar la mitad de la cantidad recomendada por el fabricante.

3-No utilices suavizantes, blanqueadores o lejía con los pañales de tela, ya que pueden irritar la piel de tu bebé y adherirse a las fibras del pañal, lo que hace que sea menos absorbente y repele los líquidos. Piensa que muchas veces las manchas son sólo estéticas, no significa que el pañal esté sucio. Lo mejor para quitar las manchas es poner los absorbentes un ratito al sol, y si no es posible, exponerlos a la luz natural. ¡Parece magia!

4-En aquellas zonas donde el agua es “dura”, se recomienda el uso de un antical en cada lavado. No es una norma, pero suele funcionar bien el detergente líquido en zonas con agua “normal” y el detergente en polvo más un antical en las zonas con agua “dura”.

5-Las altas temperaturas no son buenas para los pañales, sobre todo para las gomas y el PUL (el material impermeable), que se deterioran muchísimo con altas temperaturas. Así que lo habitual será lavar a unos 40 grados, y sólo de manera puntual usar agua más caliente si por ejemplo el bebé ha tenido algún tipo de infección o los pañales tienen algún problema de “mal lavado” que comentábamos anteriormente.

¿Ya estás preparada para lavar tus pañales de tela? Entonces, una vez que tengas suficientes pañales para una carga normal (12-14 pañales para una lavadora de 6 kg) o hayan pasado tres días como máximo desde que almacenaste el primer pañal sucio, estaremos preparados para un lavado normal. En función de los programas que tenga tu lavadora, primero usaremos un programa corto de aclarado sin centrifugado con agua fría y sin detergente para quitar la mayor parte de los residuos (el agua caliente hace que las manchas “se incrusten”) y después seguiremos con un programa largo a 30-40 grados, usando la mitad del detergente que usaríamos normalmente o nos indique el fabricante. Programa un aclarado “extra” para evitar que quede detergente en las fibras. Recuerda que no es necesario usar un programa de altas temperaturas ni un número alto de revoluciones para el centrifugado, ya que esto podría dañar los pañales.

¿Cómo saber si lo hemos hecho bien? Al sacar los pañales de la lavadora deben oler “a limpio”. Si huelen a pis es que nos falta jabón, y si huelen a jabón, es que nos sobra. No te preocupes, un par de lavados más y ya sabrás la cantidad que necesitas, es cuestión de probar.

¿Tienes alguna duda? Pregunta lo que quieras en los comentarios del blog o mándanos un correo a [email protected]


Deja un Comentario

Tu email no será publicado