mis pañales de tela

Tipos de pañales de tela (I): clasificación

Cuando hablamos de pañales de tela, solemos utilizar un “argot” que a la mayoría de la gente le suena “a chino”: todo en uno, todo en dos, ajustados, predoblados, de bolsillo, unitalla,… y la cosa va a peor si tenemos en cuenta que mucha de la información que encontramos por internet utiliza estos términos en inglés y con abreviaturas. ¿A qué te sonaría un pañal AIO o un “pocket”?


Desde mis pañales de tela vamos a intentar ponerlo lo más fácil posible para que puedas entender un poquito las diferencias entre ellos, y así poder ver cuál puede resultar más cómodo, práctico o funcional, y sepas por cuáles decidirte cuando vayas a comprar pañales de tela online. Como es mucha la información sobre este tema, vamos a dividir este post en “tres entregas” para no saturar.

Lo primero que debemos de saber es que los pañales tienen dos componentes: una parte interior absorbente, que es la encargada de retener el pis y las cacas, y una parte exterior impermeable, que es la que va a hacer que la ropa del bebé esté seca. La relación entre estas dos partes es la que va darnos la clave para reconocer de qué tipo de pañal estamos hablando:

-Todo en uno: también conocido por su denominación inglesa “all in one” o por sus siglas te1 o aio. La característica de estos pañales de tela es que la parte impermeable y la parte absorbente van cosidas, no pueden separarse. Son los más parecidos a los desechables y los más sencillos de utilizar. Como desventaja te diremos que son los que más tardan en secarse (con lo que necesitaríamos más pañales que con otros sistemas) y suelen ser los más caros.

-Todo en dos: conocidos también como “all in two” o sus siglas ted o ai2. La característica de estos pañales de tela es que son de dos piezas separadas: la parte impermeable por un lado (cobertor) y la parte absorbente por otro, y van unidas entre sí con snaps o corchetes. La ventaja de estos pañales es que si al cambiarlos sólo se ha manchado la parte absorbente, podemos reutilizar el cobertor, con lo que necesitaremos menos pañales (menos cobertores) que con otros sistemas, lo cuál supone un ahorro importante. En caso de tener que lavar las dos partes, el cobertor sale prácticamente seco de la lavadora, con lo que teniendo más absorbentes que cobertores ahorraremos aún más dinero con nuestros pañales de tela. Como desventaja, son más complicados de colocar, sobre todo cuando el bebé es muy “movido”.

-Rellenables: también se conocen como pañales “de bolsillo” o “pocket”. La característica de estos pañales de tela es que tienen cosida a la parte impermeable una tela en la que se forma “un bolsillo”. Esta tela deja pasar los líquidos pero hace un efecto “siempre seco” en la piel del bebé, con lo que se sentirá seco y, por lo tanto, más cómodo. Dentro de este bolsillo pondremos el absorbente. La ventaja de este sistema es que podremos cambiar la absorción según las necesidades de cada momento o etapa del bebé, cambiando el tipo de absorbente o colocando dos. Además son muy fáciles de usar, y secan muy rápido. Como desventaja podemos decir que antes de usarlos hay que “montarlos”, pero la mayoría de los [email protected] de este sistema no lo ven como algo negativo (a [email protected] hasta les resulta relajante).

-Cobertores: los cobertores en realidad no son un tipo de pañal “completo”, sino que se trata sólo de la parte impermeable. Pueden utilizarse como parte impermeable de todo tipo de absorbentes: gasas, predoblados, absorbentes “tipo inserto”, pañales ajustados… Poco a poco iremos explicando lo que es cada cosa. Tal y como hemos comentado al hablar de los todo en dos, la ventaja es que si sólo se mancha la parte absorbente, podemos reutilizarlo.

-Pañales absorbentes: conocidos también como pañales "ajustados". Al igual que los cobertores, no son un pañal “completo”, sino que se trata de la parte absorbente. ¿Te imaginas un pañal desechable pero hecho de tela? ¡Pues eso es un pañal de tela absorbente o ajustado. Puede ser de muchos tipos, materiales y formas, pero a todos ellos debemos de ponerles encima un cobertor para que resulten impermeables.

-Bañadores-pañal: cuando los peques aún usan pañal y queremos llevarles a la playa o a la piscina, son una alternativa a los bañadores desechables. Ambos tienen en común que, en realidad, sólo sirven para "retener" la caca, ya que no absorben los líquidos (imaginad cómo saldría de "hinchado" el pañal del agua, lo que haría los movimientos lentos e incómodos, e incluso podría ser peligroso).

-Ropa interior de aprendizaje: aquí no podemos hablar realmente de "pañales", ya que no están pensados para absorber como un pañal, sino para "evitar accidentes". Son perfectos para la etapa en que los peques están dejando el pañal y aún tienen "pequeños escapes", ya que notarán la humedad y sabrán que necesitan ir al baño, pero no habrá necesidad de cambiarles la ropa, ya que tienen material absorbente e impermeable.

Y básicamente estos son los tipos de pañales de tela. En el siguiente post seguiremos hablando del tema, pero si algo no te ha quedado del todo claro, no dudes en contactar con nosotros a través de nuestro correo [email protected], nuestras redes sociales o puedes comentar este post.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado