mis pañales de tela

¿Por qué usar pañales de tela?

Hasta hace muy poco, al oir hablar de pañales de tela yo era la primera que pensaba en gasas "llenas de caca" que había que lavar a mano… Pero cada vez son más las familias que se “pasan a la tela”, así que vamos a ver un poco los motivos que les han llevado a ello:

- ECONÓMICOS: Aunque al principio te puede parecer que la inversión en pañales de tela es grande, a la larga el ahorro es muy importante (y más si vas a comprar pañales de tela online en mis pañales de tela). No te voy a aburrir con números y cáculos, pero redondeando te diré que si consigues que tu bebé deje el pañal con dos años (mi hija lo consiguió pasados los tres…), habrás gastado unos 1200€ en pañales o más, en función de la marca que utilices. Con los pañales de tela, lo habitual es gastar unos 350€ de media durante la “etapa pañalera”. Si a esto le añadimos que los pañales de tela los puede volver a usar un segundo hijo, el ahorro es aún mayor.

Y seamos realistas, ¿quién no ha comprado 4 cajas de pañales porque estaban de oferta y al abrir la segunda caja el bebé ha crecido y le quedan pequeños? ¡Desastre total! Los pañales de tela se van adaptando al crecimiento de tu bebé, así que un problema menos.

-ECOLÓGICOS: Creo que este punto es el que todos tenemos más claro: un bebé utiliza, de media, unos 5 pañales al día, lo que en dos-tres años supone casi 3.000 kilos de pañales por niño que van a estar dando vueltas por vertederos, playas y sitios de lo más insospechados durante unos 500 años, que es lo que tarda en degradarse cada pañal.

Si a esto le sumamos la cantidad de recursos necesarios para fabricar cada pañal de usar y tirar, el hecho de tener que poner más la lavadora para lavar los pañales de tela no va a parecerte tan malo.

-DERMATOLÓGICOS: La piel del bebé te va a agradecer que uses los pañales de tela, ya que la parte exterior está hecha de un material impermeable pero traspirable a la vez, y la parte absorbente utiliza fibras naturales, con lo que vamos a evitar muchísimos problemas de dermatitis, rojeces e irritaciones. Esto a su vez nos va a ahorrar una cantidad importante de dinero en cremas para el culito, ya que exceptuando momentos puntuales (salida de dientes, diarreas…) no nos van a hacer falta. Seamos sinceros, ¿tú usarías ropa interior de plástico desechable?

-LOGÍSTICOS: Ya no necesitas “hacer un master” en marcas de pañales ni buscar los que estén de oferta, en casa no te tropezarás con las cajas de pañales que ya no sabes dónde guardar, no vas a pasarte el día bajando al contenedor bolsas y bolsas de pañales… No te voy a engañar, al principio cuesta “adaptarse a la tela”, pero el tiempo que inviertas en lavar-tender-guardar los pañales (que lo haces tranquilamente en tu casa y en pijama), es menos que el que ibas a usar en vestirte-bajar al super-comprar pañales-volver a casa.

-ESTÉTICOS: Es algo obvio, los pañales de tela son una pasada. Hoy en día hay todo tipo de diseños, colores y estampados. Sé de mucha gente que compra más pañales de tela de los que realmente necesita porque le encantan, pero pasa lo mismo con la ropa de los niños… ¿Quién no ha comprado algo a los peques simplemente porque era “monísimo”?

Podría seguir contándote unas cuantas cosas más, pero creo que por hoy ya es más que suficiente, así que si has llegado hasta el aquí y he conseguido que pienses que los pañales de tela no están tan mal, te doy las gracias por leerme ;) Y ahora aprovecha para comprar pañales de tela online en mis pañales de tela


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información